10376504_10152061629801456_227003038_o

Después de muchos milagros y sanidades, Jesús y sus discípulos entraron en un barco para cruzar al otro lado del lago. Pero cuando el cielo oscurecía y las olas incrementaban, la fe de los discípulos fue probada. Las olas comenzaron a chocar por los lados del barco, pero Jesús, el que hacía muchos milagros espectaculares, estaba durmiendo. Pero los discípulos necesitaban ayuda ahorita y estaban volviéndose locos porque pensaban que se iban a ahogar.

Por fin, uno de los discípulos despertó a Jesús y ¿cómo respondió Jesús a sus temores?

 “Hombres de poca fe, por qué tienen tanto miedo?
[Mateo 8:26]

Irónicamente, justo antes de eso, Jesús encontró un centurión con fe extrema, tanto que Jesús dijo que hasta entonces no había conocido a nadie en Israel con tanta fe. La fe del hombre era tan grande que el creyó que Jesús solamente necesitaba decir las palabras que su criado sanaría y Jesús lo haría. Porque este centurión tuvo fe en la autoridad de Jesús, él confió completamente en el poder y la verdad de las palabras de Jesús.

Yo honestamente me pregunté a mi misma, “Con que frecuencia se parece mi fe más a la fe de los discípulos que a la fe del centurión?

El centurión tenía fe tan extrema que creía que si Jesús decía algo, se cumpliría. Yo puedo agarrar para mí misma miles de las palabras que Jesús dijo cuando leo la Biblia, pero esas palabras no significarán nada si no tengo fe en su verdad y en el poder de mi Dios. De la misma manera que el centurión confió en las palabras de Jesús, necesitamos tener fe en las palabras que hemos recibido de parte de Dios.

Entonces, cuando la Biblia dice que Dios es nuestro escudo, que él está con nosotros siempre, y que él hará cosas que no podemos pedir o imaginar….

Lo crees? Y mas importante, te portas de una manera que muestras que lo crees?

Si nuestra fe es pequeña como la de los discípulos, todo lo que podremos ver son las olas que vienen por los lados del barco y dejaremos que nos envuelva el temor a causa de nuestra impotencia. Cuando a nuestras vidas le hace falta fe en nuestro Dios, nos olvidamos que Jesús está en el barco con nosotros.

Pero cuando tenemos fe y reconocemos quien él es, todo el temor es expulsado… aun cuando las olas están viniendo por el lado del barco.

(Escrito por Brooke)

  • Salet Jabib

    Agresiva, asi debe ser Nuestra Fe… Como dice en Hebreos 6, Hay 2 cosas imposibles para Dios que mienta, y que no cumpla sus promesas.

  • Alejandro Murga Longa

    Preciso gracias proyecto gtg porque Dios los uso de intermedio para hablar que Dios los bendiga mucho y puedan seguir siendo de bendición a más personas

  • sandra

    que increíble refeccionar aveces por tantos problemas nos olvidamos que nuestro creador esta siempre con nosotros gracias por recordarnolo.

  • Carlos Roberto

    Muy buen pensamiento, y concluyo DIOS NO ME VA A DEJAR AHOGARME aun si colapsara la barca, caminaré sobre el agua

  • Flore

    After I read this post, I yelled: Wow! Jesús is sleeping in my boat! That’s what I going to say every time I’m in troubles! I really liked this post Brooke! Thanks God for your ministry :)

  • Iris

    Excelente reflexión!!! En hora buena…

  • Lilly Wes

    ¡Hermoso, Brooke! ¡Te amamos y sigue siempre adelante! ¡Eres de gran bendición! ❤️❤️

  • CESIA

    gracias a DIOS por poner esta palabra en brook justo ahora la necesitaba mas que nunca gracias brook por dejarte utilizar por DIOS

  • Blanqui

    Esta meditacion es especial. Tenemos que pedir a Dios fuerzas siempre para tener fe. Tienes razon Brooke!! Debemos meditar como actuamos realmente….con fe o sin fe y pedir ayuda al Senor para CONFIAR SIEMPRE y no desmayar. Es dificil a veces pero Dios nos ayuda en la debilidad. Dios te bendiga.

  • Letty

    gracias por esta tremenda palabra, en verdad la necesitaba mucho, bendiciones desde Mexico.

  • Carolina

    Gracias Padre Dios por este mensaje tan bello que ha despertado mi alma para enfrentar mis pruebas con valor!… Si Dios está conmigo, Quién contra mí?… Alabado sea Dios!

Scroll to Top